martes, 1 de enero de 2013

Posted: 26 Sep 2012 09:05 AM PDT
Referencia: Scientific.American.com .
Autor: John Matson, 24 septiembre 2012

La luz ultravioleta que se irradia desde las estrellas y galaxias, puede inducir a los rápidos cambios en las moléculas heladas de hidrocarburos, enfríadas a 5 grados Kelvin, como es el caso de los cometas.

Los objetos helados, como los cometas, pueden haber ayudado a iniciar la vida en la Tierra, mediante la entrega de agua y moléculas basadas en el carbono en un planeta joven. Aunque sea helado no impide que eso cambie: Un estudio reciente ha encontrado que, incluso en los ambientes más fríos del espacio profundo, las moléculas simples de hidrocarburos pueden reaccionar y convertirse en más complejas. El proceso funciona incluso cuando las temperaturas caen hasta cerca del cero absoluto.

Pero ¿qué clase de moléculas orgánicas existen sobre los cuerpos helados que forman un sistema solar? Los investigadores del Jet Propulsion Laboratory en Pasadena, California, han investigado cómo las moléculas orgánicas habrían evolucionado hacia una mayor complejidad, incluso sometidas al frío del espacio interestelar.

Descubrieron que la luz ultravioleta, esa que irradian las estrellas y las galaxias, puede inducir a rápidos cambios en las moléculas heladas de hidrocarburos enfríadas hasta 5 kelvin, unos -268 ºC.

Las reacciones químicas que dieron lugar a moléculas de mayor complejidad, lo cual es la dirección correcta para que con el tiempo aparezcan los aminoácidos y las moléculas biológicas. El estudio aparece en la revista Astrophysical Journal Letters (Murthy S. Gudipati1 and Rui Yang, In-Situ Probing of Radiation-Induced Processing of Organics in Astrophysical Ice Analogs—Novel Laser Desorption Laser Ionization Time-of-Flight Mass Spectroscopic Studies).
.
   
Posted: 26 Sep 2012 04:30 AM PDT
Más información: Scientific.Reports/Nature.com .
Autores: Nobuo Masataka & Leonid Perlovsky, 25 sept. 2012

Los debates sobre el origen y la función de la música tienen una larga historia. Mientras que algunos científicos argumentan que la música en sí misma no tiene un papel adaptativo en la evolución humana, otros sugieren que la música tiene un papel claramente evolutivo que apunta a la universalidad de la música.

Una reciente hipótesis sugiere que la función fundamental de la música ha sido la de ayudar a mitigar la disonancia cognitiva, que es un malestar causado por el sostenimiento simultáneo de cogniciones en conflicto. En general conduce a una reducción del conocimiento contradictorio. Aquí proporcionamos la confirmación experimental de esta hipótesis, utilizando el clásico paradigma conocido por crear la disonancia cognitiva.

Los resultados de nuestro experimento muestran que la exposición a la música de Mozart ejerció una influencia muy positiva sobre el desempeño de los niños pequeños y sirvió como base para que ellos pudieran conciliar la disonancia cognitiva.


- Fuente: Scientific Reports 2, Article number: 694 doi:10.1038/srep00694
.
   
Posted: 26 Sep 2012 02:26 AM PDT
Referencia: ThunderBolts.info .
Autor: Wal Thornhill, Mel Acheson, 18 de septiembre 2012

En un reciente comunicado de prensa de la Agencia Espacial Europea, se anuncia que el anillo que rodea la estrella Fomalhaut (Fo-mal-HOUT) demuestra que, "el resplandor del polvo en un disco de escombros, es una estructura parecida a la del Cinturón de Kuiper del Sistema Solar primigenio, en torno a la jóven estrella Fomalhaut. Los estudios más detallados sugieren que el polvo de este disco de escombros consiste en agregados "sueltos" de granos, los cuales son producidos por las frecuentes colisiones que tienen lugar entre cometas dentro del disco."

«Combinando los datos de Herschel y del Hubble, nos dimos cuenta de que el polvo en el disco de escombros de Fomalhaut debía comportarse como pequeños gránulos, en términos de emisión y absorción, pero capaces de dispersar la luz como produce una granulación más grande", explica el co-autor Michiel Min de la Universidad de Utrecht y de la Universidad de Amsterdam. "Una forma de polvo que combina todas estas propiedades juntas consiste en  agregados "sueltos": son grandes conglomerados de pequeños granos de polvo con mucho espacio vacío en la estructura", añade Mín.»

Los astrónomos creen que los agregados sueltos de polvo en el Sistema Solar se derivan indefectiblemente de colisiones entre cometas, por lo que asumen que el polvo suelto observado en el disco de escombros de Fomalhaut se deriva también de las colisiones de cometas. Sin embargo, la presión de la radiación de la estrella debería, de hecho, expulsar a las partículas sueltas lejos de allí: "este efecto de expulsión debe estar compensado por la producción constante de partículas de polvo debido a las colisiones de cometas", afirma el coautor Carsten Dominik, de la Universidad de Amsterdam y Radboud Universiteit Nijmegen, lo que significa que las partículas de polvo están siendo contínuamente repuestas por los impactos cometarios.

Esto requiere un número fenomenal de cometas, “entre 10^11 y 13^10, dependiendo de sus tamaños", y una increíble tasa de colisiones entre estos cuerpos tan distantes entre sí. "Estimamos que la cantidad de polvo necesaria se podría producir a un ritmo medio de 2.000 colisiones diarias entre cometas, con un tamaño de un kilómetro de ancho", añadió Dominik. También habría que tener en cuenta que esto requiere de una fe en una hipotética nube de Oort y un Cinturón de Kuiper de cometas, que debe ser perturbado por el paso de una estrella para proporcionar tan escasa visualización cometaria en nuestro propio Sistema Solar.

El anillo alrededor de Fomalhaut es de unas 140 unidades astronómicas (UA, la distancia de la Tierra al Sol) desde la estrella. En comparación, Plutón está a sólo 40 UA del Sol. El disco se calcula en 16 UA de ancho y aproximadamente 2 UA espesor. Distribuir 10^13 cometas en este volumen produce una densidad de un cometa por cada 10^16 kilómetros cúbicos de espacio vacío. Si representamos los cometas de un kilómetro de diámetro, por unas canicas de una pulgada de diámetro, estos "cometas canicas" estarían separados por cerca de 6,5 km. La probabilidad de una colisión es indistinguible de cero.

A una distancia de 140 UA, las velocidades orbitales de los cometas serán minúsculas, tanto como que todos ellos orbiten en la misma dirección. De cualquiera de ambos enfoques, la aceleración de la gravedad hacia los demás aumentará sus energías y servirán para empujarlas hacia órbitas más amplias alrededor de los otros, lo que impediría una colisión. (Para una interacción similar, considere la Luna alrededor de la Tierra desde el punto de vista heliocéntrico).

Además, estas estructuras hipotéticas no están restringidas a un plano, por lo que el anillo debería ser difuso y espeso. Sin embargo, un informe de ESO señala que "tanto el borde interior como exterior del disco delgado y polvoriento tienen los bordes muy finos". "El anillo es aún más estrecho y delgado de lo que se pensaba." Se invocaron originalmente a los planetas guía, pero los más recientes hallazgos no han hecho más que crear cada vez más problemas para los teóricos.

Una vez más, una hipótesis desesperada, se van integrando colisiones sobre la marcha y se invocan objetos invisibles, para explicar el exceso de energía radiante de una estructura alrededor de una estrella. El modelo del Universo Eléctrico tiene una respuesta mucho más simple. Varias estructuras de anillo, como la supernova 1987A, son testigos de láminas de corrientes cilíndricas que pasan verticalmente a través de un delgado disco ecuatorial de gas y polvo. Estas corrientes cilíndricas tiende a formar uno o más haces de partículas como “puntos calientes" por todo el anillo, tal como han revelado los experimentos de laboratorio con plasma y la misión IBEX ha descubierto recientemente, acerca de nuestro propio Sol.

En lugar de colisiones de una nube de cometas  causando un increible polvo "suelto" que refleja la energía radiante de la estrella Fomalhaut, el anillo de polvo está, simplemente, interceptando parte de la energía eléctrica que alimenta la estrella, originando que aparezca un anillo brillante.

- Imagen: Anillo alrededor de Fomalhaut. ESA/Herschel/PACS/Bram Acke, KU Leuven, Belgium
.
   
Posted: 25 Sep 2012 11:51 PM PDT
Referencia: Science.org .
Autor: Charles Choi el 23 de septiembre de 2012,

En lo alto de la estratosfera, un vórtice de viento está girando, y ese altanero remolino podría agitar las profundidades del océano. Nuevas simulaciones de supercomputación sugieren que un vórtice de viento estratosférico ayuda a agitar los océanos de todo el planeta, y por tanto, también podría ayudar a formar el clima global, dicen los investigadores.

Los científicos ya sabían que la actividad en la estratosfera entre 10 a 50 kilómetros por encima de la Tierra desempeña un papel en lo que sucede en la troposfera, la parte de la atmósfera que se extiende desde la superficie del planeta a la estratosfera. También sabían que el comportamiento de la troposfera influye en los patrones de circulación de los océanos, que a su vez, conduce el clima. Esta investigación se informó a principios de este año, y daba a entender que losacontecimientos en la estratosfera podrían afectar directamente a los océanos, aunque esos hallazgos se han basado en un modelo climático simple y una simulación por ordenador que ha ido modelando la estratosfera durante unos relativamente cortos 260 años.

Para profundizar en estos vínculos de la estratosfera con los océanos, el climatólogo Thomas Reichler, de la Universidad de Utah en Salt Lake City y sus colegas, reexaminaon las simulaciones de un conocido modelo climático, desarrollado por la National Oceanic and Atmospheric Administration, que ha compilado 4.000 años de condiciones atmosféricas y oceánicas, y las han comparado con datos meteorológicos y oceánicos recopilados durante los últimos 30 años. Estas simulaciones revelaron una sorprendente relación entre los vientos estratosféricos y las corrientes oceánicas de una profundidad de 2 kilómetros bajo de las olas. Los investigadores informan en línea en la revista Nature Geoscience que los resultados de ese modelo climático fueron apoyados con datos de 18 modelos.

Cada 2 años de promedio, descubrieron que, repentinamente, la estratosfera se calienta en varias decenas de grados centígrados. Durante estos eventos, el vórtice polar de vientos estratosféricos de hasta 130 km. por hora los vientos que circundan el Ártico pueden debilitarse o cambiar de dirección (de izquierda a derecha alrededor del Polo Norte), durante un máximo de 2 meses. Las simulaciones sugieren que durante décadas, estos eventos de calentamiento perturban dramáticamente la superficie del océano, lo que afecta al flujo de la circulación meridional atlántica, un sistema de corrientes que actúa como una cinta transportadora del movimiento del agua por todo el planeta.

"Los efectos de la estratosfera puede explicar en un orden del 30% las oscilaciones que encontramos en el océano", afirma Reichler. "Encontramos que la circulación meridional atlántica tiene un ‘talón de Aquiles’, un punto vulnerable en el norte del Océano Atlántico en la región del sur de Groenlandia". Esa región, dice, es susceptible a pequeñas cantidades de calentamiento o enfriamiento de la atmósfera, y la forma en que se enfría el agua influye en lo mucho o poco que ésta se hunde, lo que conduce impulsar o retrasar, respectivamente, la cinta transportadora del océano.

"Nunca había considerado que los fenómenos meteorológicos a decenas de kilómetros de altura en la atmósfera influyeran tan significativamente, y en escala de décadas a siglos, en las profundidades en el océano", señala el climatólogo Judah Cohen del Atmospheric and Environmental Research en Lexington, Massachusetts, que no participó en este estudio. "Este estudio es un ejemplo más de cuán sorprendente y complejo es el sistema climático, de cómo están interrelacionados o conectados todos los componentes, y lo difícil que resulta modelarlos correctamente."

Estos hallazgos sugieren que los modelos climáticos no deberían pasar por alto la estratosfera, como suele suceder. Sin embargo, Reichler advierte que aún no está claro cuán importante es la estratosfera en el clima. Los acontecimientos de repentino calentamiento estratosférico analizados en el documento son impulsados por ondas que viajan hacia arriba de la troposfera, "por lo que uno podría discutir si la troposfera es la causa primaria de estos episodios", apunta Reichler. "Yo diría que la estratosfera lo que hace es amplificar estos efectos iniciados en la troposfera y que más tarde tienen un impacto en el océano, pero me gustaría que hubiese más investigación sobre ello para aclarar realmente esta cuestión".


- Imagen. Los cambios en los vientos del vórtice polar en la alta estratosfera pueden alterar la cinta transportadora global de la circulación oceánica. Crédito: Thomas Reichler.
.
   
Posted: 25 Sep 2012 10:19 AM PDT
Referencia: NewScientist.com .
Autor: Marc Bekoff, 24 de septiembre 2012

Ahora que los científicos han declarado, aunque sea tardíamente, que los mamíferos, aves y muchos otros animales son conscientes, ya va siendo hora de que la sociedad actúe.

¿Son conscientes los animales? Esta pregunta tiene una larga y venerable historia. Charles Darwin se lo preguntó cuando ponderaba la evolución de la conciencia. Sus ideas sobre la continuidad evolutiva (las diferencias entre las especies son más de grado que de clase) le condujeron a la firme conclusión de que si los humanos tenemos algo, "ellos" (los demás animales) lo tienen también.

En julio de este año, el tema fue discutido en detalle por un grupo de científicos que se reunieron en la Universidad de Cambridge a propósito de la primera Conferencia Anual en memoria de Francis Crick. Crick, fue co-descubridor del ADN, pasó los últimos años de su carrera estudiando la conciencia y en 1994 publicó un libro sobre el tema, The Astonishing Hypothesis: The scientific search for the soul.

El resultado de la reunión fue la Declaración de Cambridge sobre la Conciencia, que fue proclamada públicamente por tres eminentes neurocientíficosDavid Edelman del Instituto de Neurociencias de San Diego, California, Philip Low, de la Universidad de Stanford yChristof Koch, del Instituto de Tecnología de California.

La declaración concluye que "los animales no humanos tienen sustratos neuroanatómicos, neuroquímicos y neurofisiológicos de  estados conscientes, junto con la capacidad de exhibir comportamientos intencionales. En consecuencia, el peso de la evidencia indica que los humanos no son los únicos que poseen sustratos neurológicos que generan conciencia. Los animales no humanos, incluidos todos los mamíferos y las aves, y muchas otras criaturas, por ejemplo los pulpos, también poseen dichos sustratos neurológicos."

Mi primera toma de contacto con la declaración fue de incredulidad. ¿Realmente necesitamos esta declaración de lo obvio? Muchos investigadores de renombre llegaron a la misma conclusión hace años.

La declaración contiene a su vez algunas omisiones. Todos menos uno de los firmantes eran investigadores de laboratorio, la declaración se habría beneficiado de las perspectivas de investigadores que han realizado estudios a largo plazo de los animales salvajes, incluso de los primates no humanos, de carnívoros sociales, cetáceos, roedores y aves.

Yo estaba algo decepcionado de que la declaración no incluyera a los peces, porque la evidencia apoya que la conciencia de este grupo de vertebrados es también convincente.

Sin embargo, debemos aplaudirlos por esto. La declaración no está dirigida a los científicos: como dijo su autor, Low, antes de la declaración: "Hemos llegado a un consenso de que ahora quizás era el momento de hacer una declaración para el público ... Es posible que sea obvio para todos nosotros que los animales tienen conciencia, pero no es tan evidente para el resto del mundo."

La pregunta que ahora importa es, ¿marcará esta declaración la diferencia? ¿Quiénes de estos científicos y otras personas van a mostrar su acuerdo públicamente de que la conciencia está muy extendida en el reino animal?

Espero que esta declaración sea utilizada para proteger a los animales de ser tratados de forma abusiva e inhumana. Muy a menudo, ese conocimiento científico sólido sobre la cognición animal, las emociones y la conciencia, no está reconocida en las leyes para el bienestar animal. Sabemos, por ejemplo, que los ratones, las ratas y los pollos muestran empatía, aunque este conocimiento no haya sido incluido en la Ley Federal de Bienestar Animal de los EE.UU. Alrededor de 25 millones de animales, incluyendo los peces, son utilizados en la investigación invasiva cada año. Representan más del 95 por ciento de animales utilizados en la investigación en EE.UU. Me asombra comprobar siempre que, quienes deciden sobre las regulaciones acerca del uso de animales, pasen por alto estos datos.

Pero no toda la legislación ignora la ciencia. El Tratado de la Unión Europea de Lisboa, que entró en vigor el 1 de diciembre de 2009, reconoce que los animales son seres sensibles y piden a sus Estados miembros a "prestar especial atención a los requisitos sobre bienestar de los animales" en la agricultura, la pesca, el transporte, la investigación y el desarrollo y las políticas espaciales.

Todavía hay escépticos científicos sobre la conciencia animal. En su libro, Crick escribió que "hay algo sentimental en idealizar a los animales" y pensar que para muchos animales su vida en cautiverio es mejor, más larga y menos brutal que la vida en la naturaleza.

Estos puntos de vista, o similares, aún prevalecen en algunos sectores. En su reciente libro “Why Animals Matter: Animal consciousness, animal welfare, and human well-being”,[Por qué los animales importan: la conciencia animal, el bienestar animal y el bienestar humano], Marian Stamp Dawkins, de la Universidad de Oxford, afirma que, todavía no se sabe muy bien si otros animales son conscientes y que debemos "permanecer escépticos y agnósticos  ... agnósticos militantes si es necesario."

Dawkins, inexplicablemente, ignora los datos que se utilizaron en la reunión para formular la declaración, y llega tan lejos como para afirmar que en realidad es perjudicial para los animales las decisiones sobre beneficiencia social teniendo como base su ser consciente.

Considero que esto es irresponsable. Aquellos que opten por dañar a los animales puede utilizar fácilmente la posición de Dawkins para justificar sus acciones. Quizá, dadas las conclusiones de la reunión de Cambridge, lo que yo llamo "La peligrosa idea de Dawkins" finalmente sea archivada. No entiendo cómo alguien que se mantiene al corriente de la literatura sobre el dolor animal, la sensibilidad y la conciencia, y que ha trabajado estrechamente con una amplia variedad de animales, puede seguir siendo escéptico y agnóstico sobre si son conscientes.

Aplaudamos la Declaración de Cambridge sobre la conciencia, y a trabajar duro por conseguir que los animales tengan la protección que se merecen. Esperemos que esta declaración sea algo más que un gesto grandilocuente, ese algo que nos lleve a la acción. Todos debemos aprovechar esta oportunidad para detener el abuso de los millones y millones de animales conscientes, en nombre de la ciencia, la educación, la alimentación, la ropa y el entretenimiento. Se lo debemos a ellos por usar lo que sabemos en su nombre y para que la compasión y la empatía sea real en nuestro trato con ellos.

- Imagen 1) A. Krauze | Imagen 2) The Astonishing Hypothesis, Wikipedia.
- Autor: Marc Bekoff es profesor emérito de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Colorado, Boulder. Ha escrito numerosos ensayos y libros sobre las emociones animales, la conciencia animal y la protección de los animales.
.