martes, 1 de enero de 2013

BitNavegantes



Posted: 29 Sep 2012 04:22 AM PDT
Referencia: Thunderbolts.info .
Autor: Stephen Smith, 28 de septiembre 2012

« Precisamente porque la opinión mayoritaria siempre se va a oponer, es por lo que nuestro conocimiento y compresión progresa »
— Friedrich Hayek

La cuestión más importante que separa el Universo Eléctrico de la visión convencional es que sus evidencias están basadas en experimentos de laboratorio, y se pueden utilizar para apoyar las teorías del Universo Eléctrico en la cosmogonía y la cosmología. La corriente estándar hunde sus cimientos en modelos informáticos y ecuaciones complejas que utilizan como apoyo. Esta divergencia filosófica es la que inhibe la aceptación general del plasma y la electricidad como agentes activos en el espacio.

La inmensa gravedad del Sol es incapaz de explicar la expulsión del flujo del "viento solar" a unos 400 kilómetros por segundo. Esta imagen de LASCO C2, tomada el 8 de enero 2002, muestra una eyección de una extensa propagación de masa de la corona, en explosiones de más de mil millones de toneladas de materia expulsadas hacia el espacio a millones de kilómetros por hora. Vía: Plasma-Universe.com, fuente SOHO (Solar And Heliospheri Observatory).

En Thunderbolts no se tiene en cuenta las cuestiones que suponen la búsqueda de un sentido subjetivo en el Universo. Es suficiente, en la mayoría de los casos, con sacar la correspondencia entre las teorías propuestas en revistas revisadas por pares y aquellas que incorporan la hipótesis del Universo Eléctrico. Las denominadas "anomalías" tienden a desaparecer en la mayoría de los casos en los que la teoría del Universo Eléctrico se aplica sobre los temas en cuestión.

Esta visión de correspondencia requiere que esos estados pueden ser probados si no están de acuerdo con las condiciones "reales". La hipótesis del Universo Eléctrico radica sus premisas en ese fundamento, por lo que no hace mención al principio de las cosas, no hace ninguna especulación sobre el origen del Universo o de dónde proviene la energía que lo sostiene.

El enfoque Universo Eléctrico ofrece especulaciones sobre la naturaleza de los fenómenos que a menudo van en contra de esos conceptos dilucidados por la mayoría. Paul Feyerabend, un talentoso filósofo de la ciencia, y autor del libro “Against Method: Outline of an Anarchistic Theory of Knowledge” (Frente al método: Esquema de una teoría anarquista del conocimiento), escribió:

"La unanimidad de opinión puede ser apropiada para una iglesia, para las víctimas asustadas o ávidas de algún que otro mito (antiguo o moderno), o para los débiles y dispuestos seguidores de algún tirano. La variedad de opinión es necesaria para el conocimiento objetivo. Y un método que fomente la variedad se configura a su vez como el único método comparable con la perspectiva humana."

En este sentido, se hacen patentes las diferencias de puntos de vista,
· Entender un Sol electrónico, en lugar de un reactor de fusión de potencia nuclear;
· Ver cicatrices eléctricas en planetas y lunas, en lugar de bombardeos de meteoritos o procesos fluviales y eólicos;
· Cuerpos sólidos que nacen de los objetos estelares a través de la expulsión electrodinámica, en lugar de una compresión gravitacional de remolinos de polvo.
Estas son algunas de las opiniones contrapuestas entre los que abogan por un cosmos electromagnéticamente activo, y no uno que opera tan sólo a través de la gravedad y la cinética.

Karl Popper dijo una vez: "Cuando una teoría aparece como la única posible, toma esto como una señal de que nada se ha entendido, ni de la teoría ni del problema que se pretende resolver."