domingo, 16 de septiembre de 2012

Posted: 25 Aug 2012 04:30 AM PDT
Referencia: NewScientist.com .
Autor: Michael Slezak, 24 de agosto 2012

Los fractales son hermosos, pero no nos gustaría vivir en uno de ellos. Si el universo es como un fractal gigante, con la materia apareciendo indefinidamente en cúmulos anidados dentro de otros cúmulos, sería un duro golpe para la cosmología moderna.

Esto es una captura al de la distribución de la materia a gran escala, según una simulación, llamada GiggleZ.
Hasta ahora se ha venido utilizando el mapa más grande del cielo en 3D, para medir las estructuras a gran escala con la suficiente lejanía, y el universo que se muestra es de un tranquilizador cúmulos-libres.

Podemos ver el nacimiento homogéneo del universo observando su densidad, según lo revelado por la radiación cósmica de microondas, ese débil resplandor emitido a tan sólo 380.000 años después del Big Bang.

Con el tiempo, la gravedad junta la materia, de modo que las estrellas se formaron del gas, y esas estrellas se unieron en las galaxias y las galaxias se congregaron en cúmulos. A gran escala, sin embargo, la expansión del universo debería estar por encima de la influencia de la gravedad y, por tanto, la materia debe estar distribuida más o menos uniformemente, según el modelo estándar cosmológico.

Sin embargo, en escalas más grandes, estudios previos hallaron cúmulos dentro de otros cúmulos . Un documento incluso, insinuó que los hipercúmulos de galaxias existen siempre más allá de la escala de 3 mil millones de años luz.

Salvando el corrimiento al rojo

Además de lanzar un órdago a muchas teorías de cosmología, el universo fractal pondría en duda algunos aspectos fundamentales de la astronomía, comenta el jefe de equipo, Morag Scrimgeour, de la University of Western Australia, en Perth. Por un lado, el corrimiento al rojo (el efecto Doppler de estiramiento de la luz causado por la expansión del universo) ya no sería una herramienta precisa para medir las distancias cosmológicas.

"Si el espacio no es homogéneo, si está distorsionado por los grandes cúmulos de materia, entonces el camino de la luz está distorsionado y su corrimiento hacia el rojo ya no está simplemente relacionado con la distancia de la galaxia", reseñó Scrimgeour.

Para averiguar esta cuestión, su equipo analizó a partir de los datos de WiggleZ Dark Energy Survey, la cual utiliza las observaciones del Telescopio Anglo-Australiano en Nueva Gales del Sur para mapear unos 220.000 galaxias en un volumen de espacio equivalente a un cubo con 3 millones de años luz de lado.

No aleatorio, hasta un punto

Los expertos evaluaron a estos cúmulos colocando cualquier galaxia dada en el centro de una esfera imaginaria, y contaron el número de galaxias dentro de ella. Si la acumulación existe, no debe haber más galaxias dentro de la esfera que las 220.000 galaxias que fueron distribuidas al azar a lo largo del gigantesco cubo.

Con esferas relativamente pequeñas, se cubren hasta unos 330 millones de años luz de ancho, hicieron por encontrar los cúmulos galácticos. Aunque en las grandes esferas el número de galaxias cumplió con las expectativas de la aleatoriedad.

"Este es el primer estudio lo suficientemente grande que observa claramente un enfoque de la homogeneidad", subrayó la miembro del equipo, Tamara Davis, de la Universidad de Queensland, en Brisbane.

Difícil de refutar

Aunque la idea de un universo fractal es algo que pocas personas creen, es muy difícil de refutar, señala Filipe Abdalla, del University College de Londres, que no participó en el estudio. "Este es el mejor resultado que he visto", dice, aunque no es la última palabra. Los resultados aún podrían resultar contradictorios con un estudio aún más grande.

Scrimgeour admite que el trabajo de su equipo no descarta la acumulación en enormes escalas, pero piensa que este tipo de estructuras, si es que existen, no serían lo suficientemente densas como para causar problemas en la cosmología.

La próxima prueba vendrá del Square Kilometre Array, un radio-telescopio internacional que se está construyendo en el sur de África y Australia, que debería proporcionar un estudio aún más grande de las galaxias.


- Diario Referencia: arxiv.org/abs/1205.6812 .
- Imagen: Greg Poole, Centre for Astrophysics and Supercomputing, Swinburne University of Technology
- Artículo: "Giant fractals are out – the universe is a big smoothie"

Fuente  Pedro Donaire  Bitnavegantes