miércoles, 25 de diciembre de 2013

Existe Dios o no.....?????

Un amigo me pregunta si tengo evidencia o certeza acerca de la existencia de Dios. Le he contestado así:

Indicaciones de la existencia de Dios tengo .No sé si es una algunas o muchas, dado que la cantidad es irrelevante. 

Si es una o muchas dependen de cual fraccionada este mi convicción o cuan unitaria sea. Pero es una convicción, una certeza intuitiva, aunque estas no sean las palabras correctas para describir tal conocimiento. 
Una convicción que tiene su asidero en el uso de mi lógica. Obvio yo veo pruebas, pero otros no ven en tales pruebas absolutamente ninguna deducción confirmatoria de la existencia de Dios y prefieren achacar lo que yo veo como correlaciones intencionales, programadas, pensadas...al azar, al accidente, a la casualidad. 
Esas pruebas tienen que ver con lo macro y con lo micro.

En lo macro: la forma en que están dispuestas todas las distancias y valores de correlaciones astronómicas que hacen posible la existencia de lo que llamamos vida en este planeta. Si tales distancias y valores fuesen distintas la vida no existiría, pero no existirían tampoco lo que antecede a la vida que conocemos: las galaxias, las estrellas, el polvo interestelar, la materia intergaláctica, es decir todos los constituyentes macros del Universo , bien se encuentren reunidos, bien dispersos. 
En lo micro: Aquí opera el mismo razonamiento: la forma en que están dispuestas todas las  interrelaciones entre la materia que llamamos inerte, pero que está  afecta a cambios, modulaciones y transformaciones  que poco a poco en miles de millones de años van dando forma a lo que la ciencia descubre en el Universo.  Y en la relación y comportamiento de los organismos: desde el más simple hasta el más complejo, todos ellos revelan una correlación que hace posible el fino entramado de la vida. Esa interrelación  de los componentes  de la vida habría sido estadísticamente imposible si todos los procesos anteriores mencionados estuviesen en una correlación  distinta. 
Si bien no puede deducirse ninguna  indicación  teleológica o direccionalidad entre todos los componentes  pues entran en juego muchas variables (algunas conocidas, otras desconocidas) todo indica, para mí, una intención inteligente…que se vale de leyes , correlaciones, dimensiones, que unidas todas ponen en evidencia tal inteligencia que algunos reputan es de orden matemático, o metafísico, o  divino. 
Sea que esa inteligencia matemática, metafísica o divina haya recurrido  primero a hacer  leyes fundamentales para que dirijan el comportamiento de la materia en lo micro y en lo macro , o que caprichosamente determine la correlación entre ellas y  por tanto, de que estas constriñan su capacidad de operación o no,   tengo para mí que tal conjunción de leyes fundamentales y de intencionalidad inteligente conjugadas, dan como resultado -como afirmaba  Einstein- de que ¨exista algo en vez de nada¨, pues matemáticamente daría lo mismo, sólo que sin nosotros para dar fe de ello.
Ahora bien, si se reflexiona sobre el sentido de que  ¨existe algo en vez de nada¨: y todo fuese solo resultado del azar la vida toda como tal no tendría sentido alguno.
Careciendo de sentido para todo: los quarks, los átomos, la materia, las células, los tejidos, los seres vivos, y por tanto la interrelación  de todo con todo, tal carencia de sentido es una insensatez mayúscula atribuible a: la nada , el azar, a meros accidentes sin interrelación causada, sino  tan solo casual. Y a lo casual no se le deben buscar interrelaciones  entre sus diversos componentes.

Si la insensatez es atribuible a  la Nada, es totalmente irrelevante que los seres vivos tiendan a perpetuarse, a protegerse, a procrear, a insertarse en un ciclo de vida sin sentido. Y por tanto las decisiones que tomemos durante nuestra corta existencia amen de carecer de sentido no deben-de manera alguna -estar sujetas a disposición alguna, pues nada tendría sentido. La vida sería una mera insensatez.
De igual manera, si la insensatez es atribuible a un eventual creador, y ese  eventual  creador no tiene un plan preconcebido, quedamos en la misma situación: la vida carece de sentido e igualmente carece de sentido todo lo que hagamos, sea bueno o malo, pues ya no tendría tampoco sentido calificar nuestras acciones de ninguna manera.
Muy distinto es el caso de que pensemos que la vida tiene un eventual Creador  , pues resulta que,  aunque no entendamos para que, este eventual creador ha dispuesto todo para que exista la vida, y la vida existe. Y entonces existe con condicionamientos.
Algunos de esos condicionamientos, serian, a modo de ejemplo los que siguen: 
a. No podemos penetrar su inteligencia. El no poder penetrar su inteligencia no significa que no exista, solo significa que no podemos entenderle. El eventual Creador, al que damos el nombre de Dios es trascendente a nosotros. No es inmanente. Esto expresado de otra manera significa que ese Creador es distante, no próximo, no convive con nosotros.
b. De igual manera no podemos entender el papel del mal, el sufrimiento, el dolor en nuestras vidas. Y la explicación eclesial de que es para que tengamos consciencia de la diferencia entre el Bien y el Mal, al menos a mí no me satisface, pero no puedo recurrir a otra , toda vez que no existe otra interpretación distinta.
Podríamos seguir buscando otros condicionamientos puestos entre el eventual Creador y nosotros. Basten estos por ahora y agreguemos:  igual un Creador hubiese arreglado las cosas para que fuésemos capaz de pensarlo, entenderlo y saber que existe, y de igual manera habría  arreglado las cosas para que  no existieran la miseria, el dolor, el sufrimiento, el mal y nuestras preocupaciones en torno a estos temas.
Ahora bien, con  todas las limitaciones supra citadas, puedo, sin embargo sacar algunas conclusiones por mera intuición y con el uso de mi lógica.
Creo en la existencia de un Creador. Todo me habla inteligentemente de su acción, no de su esencia, tampoco de sus intenciones, todo lo cual debo inferir de tan solo unos pocos elementos al alcance de mi mente.  El sencillo, pero a la vez complejísimo plan  de creación incluye estos elementos básicos:
a. Según los últimos conteos de la ciencia cosmológica , lo que conocemos como Universo  aparece en una explosión  primigenia, sobre la que aún se debaten detalles precisos, hace unos13.700 mil millones de años atrás con una explosión primigenia o Big Bang, que inicia el espacio y el tiempo, inexistentes antes.
b. Con la aparición del Sistema Solar hace 4.600 mil millones de años atrás, se inicia la conformación del planeta que nos alberga que debe sufrir muchas transformaciones para que aparezca la vida.
c. Comprimiendo el tiempo y saltándome sucesos, con la aparición de un anticipo del humano hace 1.300 millones de años,  apenas adquirimos las  condiciones   evolutivas actuales  hace  unos 40.000 años, atrás.  
d. Si para que entendamos su plan de trabajo  fue necesario que el Creador  nos enviase un hijo hace apenas poco más de 2013 años para que se redimiera por nosotros, me es difícil enmarcar tal acto (pasajero y aun no aceptado  y solo entendido por solo una fracción humana) en el calendario histórico  de la creación toda  y en el mosaico de la vida que la Ciencia nos indica.
e. Ahora bien, el envío de su hijo a nosotros en la fecha histórica citada tendría sentido, si hacemos estas correlaciones:
Si el Creador (que hace malabarismos con leyes ciegas y con intenciones direccionadas) para originar el Universo conocido y lo que aún no conocemos, es además un Creador que conoce su creación (y por ende la debilidad de nuestra hechura física-mental-moral) el concepto de pecado (una condición que deviene como parte de nuestra debilidad de hechura) que   lleva o bien a una condenación eterna o a una salvación eterna ,  serían bien   una pena excesiva o bien una recompensa desmedida. O bien un acto de Amor, un acto de Misericordia por parte del Creador.
Haciendo esta sencilla relación:
a. El creador conoce que somos débiles
b. El creador sería injusto si nos condenase eternamente por tales debilidades que son parte de su creación .
Esto aplica aun  ante el concepto de libre albedrío, tan llevado y traído por muchos, pero  el que estimo se encuentra acotado por la genética, la cultura y los sucesos de cada época, pero  se acompaña de un elemento adicional que requiere entrar en la ecuación
El elemento que nos falta en la ecuación lo hemos denominado los humanos Consciencia . Y esta sería una especie de ¨portal¨ de entrada y salida a la dimensión del Bien o a la dimensión del Mal. Y como la Consciencia no es Fijista, sino Variable, es posible para el ser humano cambiar la ¨codificación¨ de esa llave bidimensional.
Ahora bien: resulta que muchas personas no pueden desplegar toda su conciencia por razones múltiples: genéticas, culturales, época en que nos corresponde vivir, entre otras variables  de lo que devendría  que el Creador debe ser -necesaria y forzosamente- Misericordioso ,Amoroso, para suplir tales deficiencias o incorrecciones humanas según nuestra lectura acotada. 
Si solo con la Misericordia (léase comprensión del ser Superior) hacia el ser creado (por conjunción de factores  bien teleológicos , y o accidentales) es capaz de darle sentido a la vida creada por El, tiene sentido el vivir (pese a nuestras limitaciones de comprensión) de por qué el vivir es así y no asá …) comportándonos a tono con los dictados de nuestra consciencia ( bien se encuentre desarrollada mucho, poco o nada…) .
Notar que para este concepto de creencia en un Creador no es necesario profesar religión alguna, pues todas, sin excepción, están plagadas de los mismos errores humanos que nacen de nuestra debilidad intrínseca. Basta, según infiero yo emplear ese elemento que llamamos Consciencia.
Basta tener consciencia de que la vida tiene sentido y si tiene sentido es porque no es el resultado de la conjugación del azar en múltiples formas y dimensiones, sino que detrás de ellos-aunque no entendamos como-hay una intención. Y tal intención tiene inteligencia. Aunque tal clase de inteligencia no la comprendamos en nuestra condición de seres limitados deficientes, confundidos y soberbios.
Unas reflexiones finales:
1. Por qué tal deficiencia, limitación y confusión?  No le encuentro sentido, a la  razón  por la que el Creador habría sacrificado ,según nuestra contabilidad humana imperfecta en estos temas trascendentes a cientos de cientos de generaciones de seres humanos (depende de si contamos desde el Pitecántropos hacia acá o solo desde el Homo Sapiens cuando se hace más ¨sabio¨ según las teoría darwinista y neo-darwinista , hacia acá) y haciendo a un lado a esas generaciones  ,únicamente nos habría suministrado   mejores niveles de conocimiento y de comprensión   solo a las nuevas generaciones más dotadas de inteligencia.
2. Tal clase de economía evolucionista no la entiendo. Cómo tampoco entiendo por cual razón el Creador habría escogido este camino y no otro siendo Omnisciente y Todopoderoso.
3. Por tanto deduzco que la contabilidad humana presenta el defecto de no tener en cuenta que las generaciones anteriores al envío del hijo del Creador, Jesús a nuestro planeta, no han sido sacrificadas, sino que dado el Amor  a su creación de parte del creador, son objeto del mismo trato Amoroso.
4. Incluso: hay personas que suelen decir que el “pecado” de Judas” de haber vendido a Jesús, hijo de Dios, le tiene en el Infierno (véase este como eventual lugar de tortura o como simple “lugar” de ausencia de visión del Creador).
No lo creo así. Un Dios omnisciente, Todopoderoso no sería justo condenando a un ser eternamente en virtud de que la razón que lleva a Judas a hacer tal acto era parte inevitable de una historia conocida de antemano por el mismo Creador y por tanto por Jesús (su hijo).
Y lo mismo se aplicaría al supuesto Adán y Eva bíblicos que no podrían ser condenados por actos que eran ya conocidos por su Creador y que supondrían un “acto histórico” (como sea que haya sido…) que tendrían que jugar los padres primigenios de la humanidad.
Creo que la frase más exacta de que Ciencia y Fe son complementarias, aunque no sepamos exactamente como se complementan ,es la pronunciada por Einstein-  más incrédulo que creyente - cuando afirma: ” La Ciencia sin la Religión es coja, la Religión sin la Ciencia es ciega”
Las fabulas  y metáforas en que están  arraigadas  las creencias humanas, de la cual no escapan las tres  religiones occidentales :Judaísmo-Cristianismo - Islamismo es un lenguaje apto para la humanidad en la época en que recibía tales enseñanzas (más cercanas a la ignorancia acientífica)…pero hoy día son una verdadera barrera para el eventual creyente más racional que desea fundar su Fe (mi caso) no en la fábula, sino en la ciencia.
Muchas veces he escrito que la vida para mí sería más sencilla si solo tuviese la mitad de la Fe de mi esposa, pero no teniéndola he debido  ir deduciendo e infiriendo la existencia de un Creador como producto de mis reflexiones (muchas inexactas e incompletas y por ende débiles) pero cargadas cada vez más con una convicción de que la Vida sin un Creador es un hecho no concebible para mí.
Porque el Creador ha dispuesto que sea así..?  es un hecho que no logro entender pero que debo aceptar, si es que deseo que mi vida tenga un sentido….
Y de hecho mi vida tiene un sentido: creo no ser fruto del azar, de la necesidad, de la casualidad, sino de un Creador, al que denomino Dios.
Y creo que Jesús es parte de esa divinidad, aunque no logre racionalmente encajar su aparición en una parte de la historia de la creación y de la historia de la humanidad, pero como no tengo toda la película completa, solo puedo sacar deducciones y estas son incompletas también.  
Y creo que de mi inferencia se desprende una necesidad: creer en un acto de amor anticipado de ese creador- el que, amén de darme las condiciones aptas para que urgiese mi  vida y dentro de estas mis elucubraciones -  y es el de haber permitido que su hijo Jesús iluminara mi camino cuando afirma:   
¨ ¡La Verdad os hará libres!¨  y yo vivo buscando esa verdad para obtener esa libertad. Y lo hago en el acotado libre albedrio que me pertenece: equivocándome y rectificando según me dicta la Consciencia.

25 diciembre 2013

3 comentarios:

Reinhardt dijo...

La existencia de Dios como fuerza, energía, inteligencia creadora; o como usted prefiera llamarle, es innegable, no solo en base a la evidencia científica que a pesar de los esfuerzos, no ha podido dilucidar el principio fundamental que dio origen a dilemas fundamentales como el Big Bang, la naturaleza de la materia o de la energía y otros tantos; dejándolos únicamente en anomalías, particularidades o campos que se da por un hecho que estaban ahí; pero ilógica e irracionalmente sin resolver el por qué estaban ahí o quién los puso ahí... Y digo, ilógica e irracionalmente porque simple y sencillamente, científicamente no se puede aceptar que algo ya estaba ahí, sin demostrarlo... Salvo quizás y ahora sí con lógica y raciocinio, por la presencia de Dios.

Reinhardt dijo...

La existencia de Dios como fuerza, energía, inteligencia creadora; o como usted prefiera llamarle, es innegable, no solo en base a la evidencia científica que a pesar de los esfuerzos, no ha podido dilucidar el principio fundamental que dio origen a dilemas fundamentales como el Big Bang, la naturaleza de la materia o de la energía y otros tantos; dejándolos únicamente en anomalías, particularidades o campos que se da por un hecho que estaban ahí; pero ilógica e irracionalmente sin resolver el por qué estaban ahí o quién los puso ahí... Y digo, ilógica e irracionalmente porque simple y sencillamente, científicamente no se puede aceptar que algo ya estaba ahí, sin demostrarlo... Salvo quizás y ahora sí con lógica y raciocinio, por la presencia de Dios.

MSc. Jorge Poveda dijo...

Dado que la Ciencia trabaja,como bien sabes,justo porque eres cientifico, con hipótesis demostrables, en el caso de todo lo que existe, desde una galaxia hasta un microbio...es requisito indispensable plantear ecuaciones en donde todos los elementos intervinientes pueden ser distinguidos,categorizados,combinados y luego demostrados. En el caso de Dios no es posible:no entra en las ecuaciones. Pero ello no significa, de ninguna manera que esa imposibilidad de orden meramente instrumental , de pie para afirmar que no existe ,y entonces atribuir la combinación de elementos al azar, la casualidad, el accidente. Coincido con tu argumentación.