jueves, 29 de diciembre de 2011

“La Iglesia Católica tendrá que pedir perdón por su falta de equidad entre géneros”

Dioses creencias y neuronas (Fragmenta)

Autor José Manuel Vidal).-

Ramón María Nogués (Barcelona, 1937) es la representación andante de que ciencia y fe pueden convivir. Este religioso escolapio catalán, que enseña genética desde hace 40 años en la Universidad Autónoma de Barcelona como catedrático de Biología, acaba de publicar 'Dioses, creencias y neuronas' (Fragmenta).
Lucido, crítico y libre, asegura que la Iglesia católica tendrá que pedir perdón por el "maltrato misógino", sostiene que la prohibición de anticonceptivos no tiene justificación alguna y explica que la involución y el "intento de neutralizar el Concilio" se basa en una diagnóstico equivocado de las causas de la crisis eclesial.

¿Qué pretende demostrar con 'Dios, creencias y neuronas' (Fragmenta)?


Propiamente no hay demostración. Solamente mostrar que algunos aspectos de la experiencia religiosa, como cualquier otra dimensión de las experiencias humanas más profundas, pueden seguirse, en algunos aspectos, en el funcionamiento cerebral y en el análisis de las conductas religiosas, y ello puede contribuir a situar la experiencia religiosa como un fenómeno central de la conducta humana valorando su interés.

¿Se puede definir en pocas palabras la neuroreligión?

La neuroreligión consiste en el intento de observar experimentalmente el rastro de la experiencia religiosa en el funcionamiento cerebral, de una forma similar a como se estudia en la neuroética, la neuroeconomía, la neuroestética , la neuropolítica etc. No se trata pues de observar a "Dios" sino la conducta religiosa, perfectamente analizable en muchos aspectos neurológicos. Naturalmente, el intento está de momento en fases muy iniciales dado el poco conocimiento que tenemos todavía del funcionamiento cerebral especialmente por lo que se refiere a las conductas más profundas y complejas.

¿Cuál es el Dios en el que usted no cree?

En la medida en que una imagen de Dios es una proyección de imágenes humanas o de deseos puramente antropomórficos me resulta sospechosa, y por tanto, "idolátrica" como suelen decir las grandes tradiciones religiosas. Naturalmente, no tenemos más remedio que expresarnos en formas humanas. Ello exige que el lenguaje sobre Dios esté siempre acompañado de cuidadosísimas cautelas. Desde este punto de vista creo que la advertencia general que los místicos formulan sobre la inefabilidad de Dios debe figurar sistemáticamente como telón de fondo del lenguaje religioso que representa siempre un territorio minado por el que hay que andar con gran precaución.

¿Por qué las religiones maltratan a la mujer?

A la mujer la han maltratado casi todas las sociedades históricas y algunas lo siguen haciendo. Las religiones, que son construcciones humanas, han caído en el mismo maltrato misógino. Parece que hoy estamos ya en un proceso de reparación bastante consolidado en el que las religiones tendrían que ocupar un papel ejemplar, aunque por desgracia, no es todavía el caso.

¿La Iglesia Católica tendrá que pedir perdón por la discriminación de la mujer en su seno?

Lo primero que tendría que hacer es modificar sus conductas misóginas. Jesús de Nazaret, representó en relación con su cultura, una actitud innovadora en el trato con la mujer y lo mismo la praxis de las comunidades paulinas. Después se reeditó en la Iglesia la misoginia ambiental generalizada. Ahora que la igualdad de géneros constituye una obvia situación social, la marginación eclesiástica por razón de sexo resulta especialmente escandalosa, por lo que me parece que la Iglesia Católica tendrá que pedir perdón por su falta de equidad entre géneros, y espero que esta petición de perdón venga más pronto que tarde, y no tenga que esperar tres siglos como sucedió con los errores cometidos con Galileo.

La gente incumple gran parte de la doctrina sexual de la Iglesia. ¿Es hora de cambiar esa doctrina? ¿Se puede y se debe cambiar?

Creo que los aspectos centrales de la doctrina sexual de la Iglesia son perfectamente válidos (por ejemplo que la sexualidad ha de ser vivida en un clima ético seriamente amoroso). Algunas determinaciones eclesiásticas sobre la conducta sexual no tienen ninguna justificación seria (por ejemplo las prohibiciones de anticonceptivos químicos en la regulación responsable de la paternidad). Este tipo de doctrinas secundarias, que suelen responder a la idea pagana que la sexualidad aleja específicamente de Dios, habría que cambiarlas urgentemente en la medida en que comprometen la revelación de Jesús en aspectos totalmente contingentes y ausentes de la doctrina neotestamentaria.

¿Cómo casa a Dios con la ciencia un científico y religioso como usted?

La sociedad moderna va adquiriendo la convicción de que la realidad en su totalidad es profundamente compleja y no existe un lenguaje único para abordarla. El tema de Dios bien planteado, no es objeto de la ciencia, y la religión no tiene competencias especiales en la descripción del mundo. Cada uno debe hacer su trabajo entendiendo que los lenguajes bien formulados son compatibles. Yo los he vivido así y su compatibilidad no ha constituído para mí un inconveniente serio, aunque lógicamente he tenido que realizar adaptaciones oportunas, no siempre sencillas. Y si un científico afirma o niega a Dios no lo hace a partir de sus conocimientos o métodos científicos sino a partir de sus conclusiones generales filosóficas o religiosas.

¿La ciencia le está ganando la batalla a la religión?


Hoy las batallas entre ciencia y religión son más bien batallas entre cientifistas que pretenden dar explicaciones de lo que no les compete y clérigos que simplifican ingenuamente el tema religioso o quieren mantener el poder social. La ciencia ha desbancado a la religión en las viejas explicaciones cosmológicas que constituían las formas habituales de explicar la realidad. Cuando la ciencia ha estado en condiciones de explicar la cosmología, pongamos por caso, la religión debe cederle este campo de explicaciones y centrarse en su campo propio (el sentido o la bondad de la realidad), que está más cercano a la filosofía que a la ciencia. Pero esto no es una derrota sino una delimitación de competencias.

¿Cambiará la religión, si aparece la "partícula de Dios"?

La llamada partícula de Dios (a los físicos no les gusta esta denominación anecdótica) es una pieza más del puzzle cosmológico. No tiene nada que ver específicamente con Dios. Se trata de una denominación metafórica.

Dicen algunos estudios que la religión hace más sana a la gente

Efectivamente, numerosos estudios de campo demuestran que estadísticamente la gente religiosa suele manifestar un plus de salud. Ello es debido a que socialmente las religiones suelen suscitar actitudes de contención madurativa de la conducta humana. Esto, sin embargo, ni es un argumento específicamente religioso, ni es una garantía estricta de la verdad de una religión. Jesús era muy religioso y vivió poco porque le asesinaron por su valentía en defender la verdad. Esto podría recordar que ser muy religioso puede también ser un factor de riesgo para la vida.

¿Los creyentes afrontan la muerte con un plus de esperanza?

Creo que la muerte la afronta cada uno como puede. Es un tema muy serio que causa gran respeto. Creo que los creyentes pueden afrontarla con un plus de sentido que lógicamente tendría que darles consuelo, siempre que Dios haya sido anunciado como salvación y no como amenaza. De todas formas las situaciones límite generan estados de ánimo muy singulares que no permiten fáciles generalizaciones.

¿Por qué la mayoría de los científicos son agnósticos o ateos?

Los estudios al respecto manifiestan realmente que una ligera mayoría de científicos son agnósticos o ateos (alrededor de algo más del 50% según los estudios). Creo que los científicos tienden a utilizar y vivir un lenguaje riguroso y estricto sobre la realidad, mientras que los religiosos tienden a un lenguaje poco riguroso en sus afirmaciones. Esto podría explicar esta situación. Si los científicos se ciñeran en sus campos de opinión y los religiosos fuesen más rigurosos en sus afirmaciones sobre Dios (al que nadie ha visto nuca, como dice San Juan), quizás quedarían las proporciones alrededor de un 50%. De todos modos entiendo perfectamente la tendencia al agnosticismo en relación con Dios (Dios es inefable) especialmente en el mundo científico. Y también considero que a muchas personas religiosas no les vendría mal una dosis de agnosticismo de calidad cuando pretenden saber cómo es Dios o cuál es su voluntad respecto de las conductas humanas concretas.

¿Asegura usted que "no se puede decir que el embrión sea persona". ¿Le ha ocasionado problemas esa afirmación?

En esta pregunta me veo obligado a precisar muy rigurosamente mi posición, ya que yo no he dicho nunca que "no se puede decir que el embrión sea persona". Esta posición personal la resumo a continuación. 1). Creo que el embrión humano debe ser protegido cuidadosamente en todos sus estados de desarrollo. 2). Opino que es difícil que un embrión humano pueda ser considerado persona antes de que esté dotado de una mínima morfología y fisiología autónoma y esté adecuadamente implantado en el útero materno, cosa que no sucede hasta unos 14 días después de la fecundación. Esta opinión tiene a su favor el hecho de que hasta este momento no esté definitivamente consolidada la individualidad biológica del embrión (que hasta este momento puede dividirse o fusionarse con otro, cosa que no parece compatible con la individuación imprescindible para ser persona). Además en las primeras fases del desarrollo embrional existe una elevadísima mortalidad espontánea de embriones humanos que podría alcanzar el 50%. Esto se conjuga mal con la atribución de carácter personal desde el primer momento del desarrollo.

Efectivamente, no parece razonable ni honora la Creación concluir que la mitad de las personas humanas concebidas son eliminadas por un cribado natural antes de nacer. Sobre ello K. Rahner (uno de los más eminentes teólogos del S. XX) decía que le parecía raro que en el futuro Reino de Dios (sic) la mitad de los reunidos no hubieran llegado a nacer. La opinión de la cualificación personal diferida por otra parte corresponde en grandes líneas a una de las corrientes de la teología católica que va de Santo Tomás de Aquino a Bernard Häring (uno de los más perspicuos moralistas católicos del S.XX).
La otra opinión considera que existe persona humana desde el primer momento de la concepción, opinión mayoritaria pero no única en la teología católica. Ambas opiniones son perfectamente sostenibles dentro de la ortodoxia católica. La opinión oficial eclesiástica católica nunca ha definido que desde la fecundación exista persona humana, aunque defienda que el embrión humano ha de ser protegido desde su primer origen. La opinión a favor de una animación personal diferida suscita frecuentemente una agresiva reacción de ciertos católicos que se manifiestan más sensibles a estos temas que a posibles doctrinas heréticas sobre Dios.
La opinión acerca de la animación personal del embrión no tiene nada que ver con estar a favor del aborto, acusación calumniosa que a menudo se dirige a los partidarios del punto de vista que he manifestado. Efectivamente la opinión expuesta es perfectamente compatible con la protección que hay que brindar al embrión viable.

¿El péndulo de la involución eclesial ha llegado a su fin?

La Iglesia ha vivido y vive movimientos de todo tipo en mil lugares diversos. Estos movimientos se entrecruzan. La Iglesia ha vivido una involución por parte de los que equivocadamente han atribuido la crisis eclesial europea al Concilio Vaticano II, procediendo a su neutralización. Pero esta diagnóstico es equivocado ya que la crisis es debida a causas de mucho más calado que no se analizan, buscando justificaciones fáciles en el Concilio. Cuando vean que haber neutralizado el Concilio no soluciona la crisis, tendrán que afrontar las causas profundas de la crisis, y comprobarán el tiempo perdido y el mal diagnóstico realizado. Entonces aparecerán las razones que explican la crisis. Creo que más que tocar fondo o no, se trata de prever el vaivén cultural en el que nos encontramos para poder surfear atinadamente sobre él anunciando la salvación sobre el movido oleaje del devenir humano.

¿Tiene algo que decir a Iglesia ante la crisis que estamos padeciendo?


Creo que si. Esencialmente tendría que insistir en un anuncio de la salvación que hoy tendría que pasar por una seria reflexión acerca de nuevas formas mundiales de vivir la justicia y la sostenibilidad de la Tierra, que diesen lugar a una vida menos lanzada al consumo irresponsable y más orientada a un vivir austero, cualitativo y justo, todo ello animado por una lúcida y rigurosa esperanza.

Su sueño de Navidad

Que supiésemos proponer la memoria de Jesús de Nazaret como una propuesta de esperanza y justicia, como un anuncio convencido de que el Misterio y enigma en los que nos movemos los humanos tienen un sentido radicalmente bondadoso y que ello puede ser comprendido a través de los grandes personajes religiosos de la historia, y en el caso cristiano a través de la revelación de Jesús.

Tres deseos para el 2012.


* Serenidad, esperanza y consuelo para los corazones humanos.
* Capacidad para acompañar a los que se sienten maltratados por la vida.
* Coraje para estructurar una convivencia internacional basada en la equidad y la justicia.

Algunos titulares

"La experiencia religiosa es un fenómeno central de la conducta humana"

"La neuroreligión es el intento de observar experimentalmente el rastro de la experiencia religiosa en el funcionamiento cerebral"

"El lenguaje religioso representa siempre un territorio minado por el que hay que andar con gran precaución"

"Las religiones, que son construcciones humanas, han caído en el maltrato misógino"

"La marginación eclesiástica por razón de sexo resulta especialmente escandalosa"

"La Iglesia Católica tendrá que pedir perdón por su falta de equidad entre géneros"

"Las prohibiciones de anticonceptivos químicos en la regulación responsable de la paternidad no tiene justificación alguna"

"El tema de Dios bien planteado no es objeto de la ciencia"

"La religión no tiene competencias especiales en la descripción del mundo"

"La ciencia ha desbancado a la religión en las viejas explicaciones cosmológicas"

"La gente religiosa suele manifestar un plus de salud"

"Ser muy religioso puede también ser un factor de riesgo para la vida"

"Creo que los creyentes pueden afrontar la muerte con un plus de sentido"

"A muchas personas religiosas no les vendría mal una dosis de agnosticismo de calidad cuando pretenden saber cómo es Dios o cuál es su voluntad respecto de las conductas humanas concretas"

"La opinión oficial eclesiástica católica nunca ha definido que desde la fecundación exista persona humana, aunque defienda que el embrión humano ha de ser protegido desde su primer origen"

"La Iglesia ha vivido una involución por parte de los que equivocadamente han atribuido la crisis eclesial europea al Vaticano II, procediendo a su neutralización"

"Haber neutralizado el Concilio no soluciona la crisis eclesial, que tiene causas de mucho más calado"