jueves, 12 de mayo de 2016

NINGUN niño HA DESCUBIERTO ANTIGUA CIUDAD MAYA...

Ningun niño ha descubierto antigua ciudad Maya




    ¿Qué pasaría si un niño canadiense de 15 años hubiera descubierto las ruinas de una desconocida ciudad maya superponiendo una constelación de estrellas sobre un mapa-satélite de la península del Yucatán? Se trataría, sin duda, de un hecho extraordinario que merecería la cobertura de medios tan importantes como la BBCThe Independent. Sería un descubrimiento fuera de lo normal, único, demasiado bueno para ser cierto. Y de hecho lo es: es tan alucinante que no reviste el más mínimo juicio crítico o análisis comparado. Es una noticia falsa, aunque la prensala esté reproduciendo como verdadera.
    La historia de la no-ciudad no-descubierta en lo más remoto de la selva mexicana tiene sus orígenes en un concurso de ciencia juvenil de Québec. Allí acudió, y allí ganó, William Gadoury, un joven estudiante apasionado por la cultura maya. Su proyecto demostraba que los mayas, apasionados por las constelaciones, habían construido sus ciudades siguiendo los patrones de las estrellas. Al superponer el mapa del cielo nocturno sobre el de Mesoamérica, Gadoury descubrió que la posición de muchas estrellas coincidía con el de muchas ciudades. Pero que la de otras, no. Por lo que allí debía haber algo.
    MayasLa Agencia Espacial Canadiense ayudó al joven estudiante a identificar su posible ciudad en plena selva mexicana. Pero no había tal ciudad.
    Gadoury resultó tener un contacto en la Agencia Espacial Canadiense, y logró que le prestaran su ayuda para refutar sus investigaciones. La organización estatal apuntó su satélite RADARSAT-2 hacia la zona donde debía encontrarse la ciudad del chaval y descubrieron que, efectivamente, había estructuras cuyas formas rectilíneas auguraban la existencia antigua y remota de un asentamiento urbano. A partir de ahí, a la prensa: primero a Le Journal de Montréal, y más tarde a un sinfín de medios de comunicación de toda condición.
    Aquí la explicación del entusiasta estudiante:
    No entendía por qué los mayas construían sus ciudades lejos de los ríos, o en lugares marginados, en las montañas. Debían tener otras razones, y dado que veneraban religiosamente a las estrellas, se me ocurrió esta idea para verificar mi hipótesis. Estaba muy sorprendido y excitado cuando me dí cuenta de que las estrellas más brillantes de las constelaciones coincidían con las ciudades mayas más grandes.
    Chichen ItzaEl Castillo de Chichen Itza es una de las pirámides más emblemáticas de la cultura maya en la península del Yucatán. En teoría, la ciudad recién descubierta habría contado con una de 86 metros de altura. El Castillo tiene 30. ¿Cómo nadie se había percatado de ella antes?
    En The Telegraph apuntaron a lo evidente, aunque de forma involuntaria: ningún otro científico o arqueólogo había dado antes con tal descubrimiento. Y puede que por una buena razón. Como recoge Wired en un breve reportaje al respecto, hay varios problemas con la teoría de Gadoury. Por un lado, los mayas no construían sus ciudades en base a sus constelaciones (ni siquiera conocemos la totalidad de sus constelaciones). Por otro, hay otros motivos más prosaicos para explicar su desarrollo urbano lejos de los ríos, como el acceso a tierras cultivables no inundables. Et voilá: ese último detalle es la clave.

    Menos pirámides, más campos de maíz

    La forma rectangular coincidente con la investigación del joven canadiense es una estructura humana, en efecto, pero no milenaria ni urbana. Tan sólo es un campo de cultivo, frecuentes a lo largo de la selvática región (aquí se puede ver otro de semejantes características en Guatemala). En Gizmodo recogen la opinión al respecto de Thomas Garrison, antropólogo de la Universidad de Dornsife:
    En este caso, la naturaleza rectilínea del objeto y la vegetación secundaria creciendo alrededor creciendo en su interior son claras señales de un antiguamilpa (...) Esto es algo obvio para alguien que ha pasado algo de tiempo en las tierras bajas de los mayas.
    MasEs relativamente sencillo hallar figuras rectilíneas semejantes en los alrededores de la "ciudad" descubierta por el joven canadiense. No significa que sean asentamientos urbanos.
    Otro problema: Mesoamérica era una zona densamente poblada. Al superponer una constelación sobre cualquier otro punto del mundo tan habitado, es posible que encontremos correlaciones semejantes. No sólo eso: como otros expertos en arqueología mesoamericana explican en Reddit, la región está llena de científicos (y de ruinas) trabajando sobre el terreno. No es tan remota (mapa aquí) ni tan exótica, y resulta complicado que no hubieran dado con una ciudad tan importante (a la que, además, se le supone una pirámide de 86 metros).
    AsentamientoVista de Chichen Itza desde el aire.
    Por último, merece la pena incluir el comentario que ha publicado en su FacebookDavid Stuart, director del Mesoamerica Center-University of Texas, en Austin, y profesor en la universidad de la misma ciudad:
    La nueva historia sobre una antigua ciudad maya habiendo sido descubierta es falsa. Estaba intentando ignorarla (y las solicitudes de la prensa que he recibido), pero ahora que está en la página web de la BBC me veo obligado a decir algo. La historia al completo es un desastre, un ejemplo terrible de ciencia basura golpeando la red en caída libre. Los antiguos mayas no planificaban sus ciudades de acuerdo a las constelaciones. Ver esos patrones es un "proceso de Rorsarch", dado que hay asentamientos en todas partes, y también estrellas. El cuadrado encontrado en Google Earth está, en efecto, hecho por el hombre, pero es un viejo campo de maíz en barbecho, o milpa.
    Así que no, ningún niño de 15 años ha descubierto una remota y desconocida ciudad maya, aunque todos los expertos incluyen en sus comentarios mensajes de apoyo al joven para que continúe sus estudios sobre los mayas en el futuro. El problema, una vez más y como hemos visto en este artículo sobre el predominio de estudios científicos poco fiables en la prensa, hemos sido los medios.
    Fuente: magnet.xataka.com.
    AUTOR: Inline image 1 mohorte