jueves, 12 de noviembre de 2009

IV CONGRESO MUNDIAL DE METAFÍSICA

De como saberes y experiencias diversas y dispersas: la fe, la teología, la metafísica y la ciencia buscan encontrar su puesto en una colaboración al servicio del ser humano.


Del 5 al 7 de noviembre se ha celebrado en Roma el IV Congreso Mundial de Metafísica, organizado por la Escuela Idente, la Fundazione Idente di Studi e Ricerca ( Estudio e Investigación) y el Instituto Internacional de Metafísica y Mística, contando con la colaboración de la Fundación Ortega y Gasset, y de la Fundación Fernando Rielo.

Este evento internacional viene celebrándose trianualmente desde el año 2000. Han participado 170 profesores de distintas Universidades del mundo, contando con una gran participación española.

En la sesión de apertura, el Presidente de Honor del Congreso, Cardenal Camilo Ruini subrayó como el Papa Benedicto XVI, en su ultima Encíclica Caritas in Veritate ha incluido el pensamiento metafísico en su reflexión sobre el desarrollo humano integral, afirmando que la doctrina social de la Iglesia permite a la fe, a la teología, a la metafísica y a la ciencia encontrar su puesto en una colaboración al servicio del hombre.
Por su parte, el Presidente del Congreso, Dr. Jesús Fernández Hernández, señalo como para Fernando Rielo, creador e impulsor de este Congreso Mundial, la metafísica, si quiere ser autentica, debe procurar una visión bien formada de la realidad desde un modelo absoluto que tiene que situarse lejos de las corrientes escépticas y relativistas.
Subrayó como las ideologías han empañado la filosofía, la política, la ciencia y la religión, sumiendo a la persona humana en el pensamiento errático de tres reduccionismos fundamentales: el filosófico, el político y el religioso.

La conferencia inaugural la impartió el Dr. Jesus Conill Sancho, Catedrático de la Universidad de Valencia, con el sugerente titulo: ¿Neurometafisica como Filosofia Primera?

Las sesiones se han desarrollando en mesas redondas, y comunicaciones distribuidas por grupos de idiomas en italiano, español e ingles. La temática de las mesas redondas ha sido: Metafísica y Persona; Metafísica y Sociedad; Metafísica y Arte; Metafísica y Teología; y el Modelo Genético de Fernando Rielo.

La conferencia de clausura la impartió el Presidente de la Escuela Idente, Dr. D. Jose M. López Sevillano, quien desarrollo las “Implicaciones del Modelo Genético de Fernando Rielo en las ciencias experienciales y experimentales, a la que siguió un animado coloquio.
D. David G. Murray, Director del Comité Cientifico, expuso las conclusiones del Congreso, comenzando con una pregunta: ¿es posible un pensamiento cristiano post-metafísico? o ¿puede prescindir totalmente la filosofía actual de la metafísica?, habría que responder: los seres humanos hacen metafísica porque necesitan explicarse la experiencia de apertura al absoluto que ya poseen. Las concepciones metafísicas nacen en el marco de esta exigencia vital.

En este sentido —manifestó— que el Modelo Genético propuesto por Fernando Rielo —que algunos ponentes de este Congreso han comentado— surge de la experiencia humana de apertura al infinito y plantea una concepción del absoluto que sea plenamente compatible con esa experiencia.
Una metafísica “bien formada”, en expresión rieliana, permite, a su vez, que en el ámbito cultural se pueda aclarar la comprensión de la experiencia mística presente en la humanidad y favorecerla a través de una comunicación adecuada. Así, la metafísica nace de la vida mística a la vez que la enriquece con su visión y su lenguaje. En esta perspectiva, están emergiendo de este Congreso unos proyectos que responden a la necesidad de mayor comunicación y aplicación de las intuiciones recibidas.

Es necesario, por ejemplo, potenciar el diálogo con las metafísicas clásicas o tradicionales para determinar el origen experiencial de sus observaciones más sentidas y colocarlas en un texto comparado con los intentos recientes de renovar la metafísica, notablemente las propuestas rielianas, de tal manera que esta reflexión transcendental emerja reforzada y ampliada en la cultura general.

Por otra parte, se formula un Modelo Absoluto —subrayo— no sólo para hablar de la infinitud, sino para iluminar las actividades concretas de los seres humanos. Este es el espíritu de las referencias a la metafísica en la reciente Encíclica Caritas in veritate, donde el Papa precisa los múltiples saberes que han de colaborar a distintos niveles de reflexión para promover el desarrollo humano integral.

Concluyo que también los frutos de una visión metafísica y mística han de compartirse e interaccionar con los campos que conciernen a la salud humana —como son la medicina, la psiquiatría y la psicología— teniendo en cuenta que el modelo de vida y el sentido último que se plantee una persona impacta profundamente su bienestar. Lo mismo puede decirse de la pedagogía y la formación humana en general.

El desarrollo de estas líneas supone el reto de seguir organizando encuentros para poderlas llevar a cabo.

El Dr. D. Jesús Fernández Hernández, Presidente del Congreso, lo clausuró manifestando su convencimiento de que se había logrado un espacio de intercambio de ideas y de amistad muy fructífero, agradeciendo la participación de todos los profesores.

Esta información que está tomada de la fuente original, se puede ampliar en la página web del Congreso: www.metaphysics2009.org